¿Es la economía circular un modelo viable para el crecimiento industrial en los próximos años?

A primera vista, la economía circular es un concepto difícil de definir. Se ha descrito como «una novedosa disposición que transforma productos y materiales en recursos para su uso posterior».

Eso no ayuda mucho a entender cómo funciona o por qué es importante. En este artículo analizaremos qué es la economía circular y cómo puede aplicarse a la industria actual.

Al explorar estos conceptos juntos, veremos cómo encajan como un modelo alternativo para el crecimiento económico futuro: uno que se centra en crear valor en lugar de extraer recursos naturales del planeta.

A primera vista, la economía circular es un concepto difícil de definir.

A primera vista, la economía circular es un concepto difícil de definir. La definición varía según a quién se pregunte y en qué aspecto del concepto se centre.

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) lo define como «un cambio de paradigma en la forma en que diseñamos y operamos nuestras economías para garantizar que todas las industrias sean regenerativas por diseño».

En este caso, «regenerativo» significa que los productos y materiales se mantienen en uso el mayor tiempo posible antes de ser recuperados o regenerados en nuevos productos al final de cada vida útil.

Esto contrasta con los métodos tradicionales de producción lineal, en los que los recursos se extraen en un extremo y se desechan en otro.

¿Qué es la economía circular?

La economía circular es un modelo empresarial que se centra en reducir los residuos y el uso de recursos.

Es una nueva forma de concebir la economía, cuyo objetivo es mantener los recursos en uso el mayor tiempo posible.

La economía circular contrasta con nuestro actual sistema económico lineal, en el que producimos, consumimos y desechamos los productos una vez que ya no son útiles.

El término «circular» se refiere a este sistema de bucle cerrado: los materiales fluyen a través de varias etapas de producción antes de volver a la naturaleza o convertirse en parte de otro producto en cada etapa del camino.

¿Cómo funciona la economía circular?

La economía circular es una nueva forma de concebir las empresas y la sociedad.

El objetivo es crear un sistema más sostenible, en el que los recursos se utilicen el mayor tiempo posible y luego se recuperen y reutilicen cuando ya no puedan usarse.

No se trata sólo de reciclar, sino también de rediseñar productos y servicios para que duren más y utilicen los recursos de forma más eficiente.

Puede parecer una tarea imposible, pero imagine que cada prenda de ropa que compra estuviera diseñada para durar 10 años en lugar de una temporada.

¿O si la batería de su smartphone durara 10 años en lugar de dos?

De hecho, ya hemos visto algunos ejemplos en acción: Apple ha introducido actualizaciones del iPhone con mejores pantallas que consumen menos energía que los modelos anteriores; los coches Tesla tienen baterías que pueden cambiarse en las estaciones de servicio en lugar de tirarse a la basura; ¡IKEA incluso vende muebles hechos con botellas de plástico recicladas!

El reciclaje de materiales es sólo una parte de la solución

Quizá se pregunte por qué la economía circular no se limita a reciclar. La respuesta es que hay muchas formas diferentes de abordar este problema, y el reciclaje es sólo una de ellas.

La reutilización y la reparación también son partes importantes de una economía circular.

El reciclaje tiene su lugar en la sostenibilidad: no se puede reutilizar algo si se ha descompuesto en sus partes constituyentes.

Pero a veces no es posible o rentable reciclar determinados materiales, por lo que necesitamos otras opciones para estos productos.

Aquí es donde entra en juego la reutilización: cuando un artículo no puede reciclarse pero puede utilizarse para otro fin (o incluso venderse tal cual), hablamos de reutilizarlo en lugar de tirarlo.

Reparar los objetos rotos para que no acaben en los vertederos también ayuda a reducir los residuos, mientras que ahorrar dinero en costes de sustitución es otra forma de reducir el consumo de recursos con el tiempo al ampliar la vida útil de los productos más allá de lo que habría sido su vida útil natural.

¿Qué se ha conseguido hasta ahora?

Hasta ahora se ha avanzado mucho. La Comisión Europea ha fijado el objetivo de que todos los Estados miembros reciclen el 70% de los residuos municipales de aquí a 2030 y reduzcan el vertido a un 10% o menos de aquí a 2020.

En el Reino Unido, el Gobierno se ha comprometido a reducir a la mitad el número de coches nuevos vendidos anualmente de aquí a 2040 como parte de su estrategia «Road to Zero», cuyo objetivo es eliminar las emisiones del transporte de aquí a 2050.

También quiere que la preferencia de los consumidores por los vehículos eléctricos (VE) y de hidrógeno frente a los tradicionales de gasolina se traduzca en miles de muertes prematuras anuales por contaminación atmosférica de aquí a 2050, en comparación con las cifras actuales.

¿Está su empresa preparada para un mañana más circular?

La economía circular es un concepto que está ganando impulso a medida que avanzamos hacia un futuro más sostenible.

No se trata solo de una idea, sino también de un enfoque empresarial que pueden aplicar empresas de cualquier tamaño y sector.

El primer paso para implantar la economía circular en su empresa es comprender lo que significa para usted, que variará en función de su sector y sus objetivos.

La buena noticia es que existen muchos ejemplos y muchos recursos de los que puede aprender.

El camino hacia una economía más circular requiere trabajo en equipo y compromiso

El camino hacia una economía más circular requiere trabajo en equipo y compromiso.

La economía circular es un objetivo a largo plazo que requiere la colaboración entre empresas, gobiernos y ciudadanos para alcanzarlo.

El paso del modelo lineal de fabricación y consumo a uno circular requiere un cambio de mentalidad a todos los niveles: desde los consumidores individuales hasta las grandes empresas y los gobiernos.

Para que esta transición se produzca con éxito, todas las partes deben unirse en apoyo de esta nueva forma de concebir la fabricación de productos, así como su eliminación una vez que han alcanzado su fecha de caducidad o se han quedado obsoletos.

Conclusión

La economía circular no es sólo una palabra de moda. Es una forma de pensar en cómo hacer negocios de una manera más sostenible, con menos residuos y más valor para todos los implicados.

Aunque a primera vista pueda parecer un objetivo imposible, hay muchas maneras de que las empresas empiecen hoy mismo su viaje hacia un futuro más circular.

ARTICULOS RELACIONADOS

Comments

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

dieciocho + 1 =

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

ULTIMOS ARTICULOS