¿Qué es la economía circular y cómo podemos aplicarla en nuestra vida cotidiana?

Una economía circular es un sistema en el que nada se desperdicia y todo lo que puede volver a utilizarse se reutiliza.

Esto significa que ya no hay «flujos de residuos» ni «vida útil de los productos», ya que cada producto podría reciclarse en otro o utilizarse como materia prima para fabricar nuevos productos.

Un buen ejemplo de cómo funciona esto sería cuando compras una botella de agua vacía en un aeropuerto y la devuelves al mismo lugar cuando terminas de beberla.

Esa botella se rellenará con agua para que pueda volver a venderse, esta vez sin generar ningún residuo de plástico.

Qué es la economía circular

Una economía circular es un sistema en el que mantenemos los recursos en uso el mayor tiempo posible, extraemos el máximo valor de ellos mientras están en uso y luego recuperamos y regeneramos los productos y materiales al final de su vida útil.

Se trata de replantear nuestro modelo económico para mantener los recursos en circulación el mayor tiempo posible; reducir los residuos eliminando la dependencia de los recursos; construir una sociedad más equitativa en la que las empresas se beneficien ayudando a la sociedad en lugar de degradarla; crear una economía basada en la calidad duradera en lugar de en la comodidad de usar y tirar; abandonar las prácticas lineales de «tomar-hacer-desechar» en favor de procesos circulares en los que no haya destinos finales para ningún producto o material.

La economía circular no consiste en reciclar o reutilizar materiales, sino en mantener los recursos en uso el mayor tiempo posible y extraer de ellos el máximo valor mientras están en uso.

¿Cómo funciona?

La economía circular es una forma de diseñar productos, procesos y servicios para que puedan reutilizarse, repararse, reacondicionarse o reciclarse al final de su vida útil.

El objetivo es eliminar los residuos cerrando los bucles en los ciclos de vida de los productos y servicios.

Esto significa que no deberían necesitarse nuevas materias primas para la producción, ya que todos los materiales se obtienen de los ya existentes dentro del sistema.

La economía circular es un sistema que pretende cerrar el bucle en los ciclos de vida de los productos, eliminando así los residuos y minimizando el uso de recursos.

Se basa en aumentar la productividad de los recursos y cerrar los flujos de materiales mediante la ecología industrial, en lugar de reducir el consumo o la población.

Ejemplos de economía circular Ejemplos de economía circular

  • Reutilización y reparación: La reutilización y reparación de productos, piezas y materiales.
  • Reutilización y reparación de envases: La reutilización de materiales de envasado o contenedores. Esto incluye tanto los envases de un solo uso, como las botellas de plástico o las latas de metal, como los reutilizables, como los cartones de leche o las cajas de cartón.
  • Reutilización de la energía: El uso de la energía residual de un proceso como insumo de otro proceso (por ejemplo, utilizando el calor de procesos industriales).
  • Saneamiento del agua: Limpieza del agua contaminada para que pueda reutilizarse de otras formas sin que suponga ningún riesgo para la salud de las personas o los animales.

Reciclaje: Proceso de recuperación de materiales del flujo de residuos para utilizarlos en nuevos productos.

El reciclaje suele considerarse el último recurso cuando la mayoría de los demás enfoques han fracasado o no son viables.

Reutilización y reparación de productos: La reutilización de materiales, piezas o componentes desechados en nuevos productos.

Esto incluye tanto productos de un solo uso, como botellas de plástico o latas de metal, como envases reutilizables, como cartones de leche o envases de cartón.

Reutilización energética: El uso de la energía residual de un proceso como insumo de otro proceso (por ejemplo, utilizar el calor de procesos industriales).

Saneamiento del agua: Limpieza del agua contaminada para que pueda reutilizarse de otras formas sin que suponga ningún riesgo para la salud humana o animal.

Todas las empresas deberían tener en mente un «marco» circular a la hora de desarrollar sus productos o servicios.

Una economía circular es un sistema económico en el que los recursos se mantienen en uso el mayor tiempo posible, y luego se reciclan o compostan al final de su vida útil.

Su objetivo es mantener los productos, componentes y materiales en su máxima utilidad y valor en todo momento, minimizando los residuos mediante un uso eficiente de los recursos.

El concepto de «economía circular» apareció por primera vez en Europa en la década de 1990.

Desde entonces se ha extendido por todo el mundo y se ha generalizado entre gobiernos, empresas, ONG y académicos. Hoy hay muchos ejemplos de empresas que aplican estos principios:

  • Coca Cola ha creado botellas fabricadas con un 30% de plástico reciclado que, según afirman, reducirán la demanda de materiales vírgenes en 1.000 millones de botellas al año;
  • IKEA utiliza fuentes de energía renovables desde 2001; en la actualidad, más del 70% de sus tiendas en todo el mundo funcionan sólo con energía eólica.

Conclusión

La economía circular es una forma estupenda de garantizar que utilizamos nuestros recursos de forma responsable y mantenemos un medio ambiente sano.

También es buena para los negocios, ya que permite a las empresas crear productos que duran más y reducen los residuos.

La clave está en encontrar formas innovadoras de hacer que este modelo funcione en tu propia empresa o sector, y esperamos que estos ejemplos te sirvan de inspiración.

ARTICULOS RELACIONADOS

Comments

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

17 − catorce =

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

ULTIMOS ARTICULOS