Una guía sobre la maternidad y sus trámites.

¡Felicidades! Estás esperando un bebé. Ahora empieza el verdadero trabajo: planificar lo que viene después. 

Aunque su empresa tenga una excelente política de baja por maternidad, aún hay muchos detalles que debe tener en cuenta antes de poder disfrutar de esas primeras semanas de descanso con su nuevo bebé. 

Aquí tienes información que te ayudará a que este momento tan emocionante sea menos estresante tanto para ti como para tu empresa:

Planificar con antelación.

Prepárate. Si tus compañeros de trabajo van a preguntarte por tu embarazo y no es un tema que salga habitualmente en las conversaciones, prepárate para sus preguntas. 

Prepárate con respuestas que les satisfagan sin ser demasiado personales o gráficas.

Prepárate para saber cómo reaccionarán los demás cuando se enteren de que estás embarazada. 

Si en la oficina hacen bromas sobre lo grande que va a ser el bebé, no te enfades si alguien hace comentarios similares en casa (aunque no sean bromas). 

La mejor forma de enfrentarse a este tipo de comentarios es reírse con quien los haya hecho, aunque por dentro te sientas dolida o enfadada.

Informe a su empresa del embarazo.

  • Informa a tu empresa del embarazo.

Es importante que se lo digas a tu jefe en persona o por teléfono, en lugar de enviarle un correo electrónico o una carta. 

Es posible que tenga preguntas sobre cuánto tiempo llevas embarazada y qué tipo de adaptaciones necesitas en el trabajo durante este tiempo. 

Si no hay forma de que se entere de la noticia inmediatamente, avísale con la mayor antelación posible para que pueda encontrar a otra persona que le cubra temporalmente hasta que vuelva de vacaciones y pueda resolver cualquier problema con su sustituto.*

Si vas a coger la baja por maternidad, avisa a tu empresa con al menos 8 semanas de antelación.

Si tiene previsto tomarse una baja por maternidad, avise a su empresa con al menos 8 semanas de antelación. 

Así tendrá tiempo de buscarte un sustituto y la empresa podrá reemplazar tu puesto sin quedarse sin personal.

Si no está seguro de la duración de su baja, avise con la mayor antelación posible para que la empresa pueda prepararse para cualquier cambio en la carga de trabajo u otras condiciones relacionadas con el hecho de tener menos empleados trabajando in situ durante ese periodo (por ejemplo, problemas de seguridad). 

Si es posible, discute qué tipo de adaptaciones tendrían sentido en términos de programación en torno a las citas con el médico y otras actividades relacionadas directamente con el parto; estos arreglos pueden ayudar a que las cosas vayan sobre ruedas una vez que entren en vigor más adelante.

Prepárate para algunas preguntas (y quizá algunas bromas).

No puedes ocultar que estás embarazada. Tendrás que decírselo a la gente, sobre todo si es evidente (como cuando alguien te ve la barriga). 

Te preguntarán cuándo sales de cuentas y cuánto llevas de embarazo. 

Está bien que hagan bromas sobre tu aumento de peso u otras cosas relacionadas con el embarazo. Puedes reírte de esas bromas con ellos.

Habla de cuánto tiempo quieres tomarte de baja y de si vas a cobrar o no durante ese tiempo.

Discuta cuánto tiempo quiere ausentarse del trabajo y si cobrará o no durante ese tiempo.

También debes hablar del tiempo de preaviso que debes dar a tu empresa antes de coger la baja por maternidad.

Empieza a hacer una lista de todas las cosas que tienes que hacer antes de coger la baja por maternidad.

  • Asegúrese de que dispone de toda la información necesaria.
  • Asegúrese de que dispone de toda la documentación necesaria.
  • Asegúrese de que dispone de todo el equipo necesario.
  • Asegúrate de que tienes toda la formación necesaria.
  • Asegúrese de contar con todo el apoyo necesario en casa y en el trabajo, incluidos familiares que puedan ayudarle en caso necesario (por ejemplo, cuidando de niños o animales domésticos).

Decide quién te cubrirá durante tu ausencia.

Decide quién te cubrirá durante tu ausencia.

Si quieres pedir una excedencia, es importante que se lo comuniques a tu jefe con antelación y lo planifiques con tiempo. 

Puedes pedir a una compañera o amiga que te cubra mientras está de baja por maternidad. O, si la empresa tiene un departamento de RRHH, tal vez puedan contratar a otra persona temporalmente hasta que su empleada vuelva de la baja.

Si tu empresa no tiene una política al respecto, siempre puedes pedirle que redacte una.

Si su empresa no tiene una póliza al respecto, siempre puede pedirle que redacte una. También puedes pedir una póliza específica que cubra todo lo que necesitas que cubra.

Por ejemplo, si hay determinadas prestaciones o subsidios que son exclusivos del sector en el que trabajas y que serían útiles durante la baja por maternidad (por ejemplo, si se trata de un sector en el que la salud física es fundamental), entonces podría ser conveniente una póliza específica de maternidad.

Conclusión

Si tu empresa no tiene una política de baja por maternidad, siempre puedes pedirle que redacte una. 

También deberías consultar con RRHH y ver si tienen algún consejo o recurso sobre cómo facilitar el proceso a ambas partes implicadas.

ARTICULOS RELACIONADOS

Comments

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

1 × 4 =

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

ULTIMOS ARTICULOS